Adios al alcohol y al tabaco.

EFT TAPPING PARA LA SANACIÓN
mayo 7, 2015

Adios al alcohol y al tabaco.

Adios al alcohol y al tabaco.

Si hace un año alguien me hubiera dicho que pasaría cinco meses libre de estas drogas sin sufrir la ansiedad y malestar general que provoca el síndrome de abstinencia, le habría tomado por un iluso o,

tal vez por alguien que estuviera intentado reirse de mi.

Empecé a fumar con 10 años de edad, en mi generación fumar era “cosa de hombres” y en un entorno machista/dictatorial, donde el papel de la mujer era casarse o quedarse para vestir santos, era mucho. Tragar el humo, inhalarlo hasta el fondo de los pulmones y expulsarlo después de decir “El buen fumador que sabe fumar echa el humo después de hablar” era el rito iniciático para ser aceptado como un “igual” por el resto de los compañeros.

Y de esto….. ¡¡¡pasaron 47 años!!! llenando los pulmones con su ración diaria ni alquitrán y nicotina, con la excepción de un período de dos años en el que dejé de fumar con gran esfuerzo y sacrificio hasta que un día, en una boda volví a encender un cigarrillo del que no me volví a separar hasta el día 9 de abril en el que fumé mi último cigarrillo.

Y de mis relaciones con el alcohol, contaré que mi primera borrachera la pillé a la edad de 14 años en un internado religioso celebrando la fiesta del fundador de la Orden, depués de ingerir un litro y medio de un vino blanco de pésima calidad que mas bien sabía a matarratas, pero tenía que demostrar que yo era “muy hombre” y la cogorza que pillé fue tan monumental que estuve dos años sin probar el alcohol, cuyo recuerdo solo me producía nauseas y mareos …. hasta que en una 1ª comunión otra vez con las festividades religiosas) la madre del primocomulgante (prima mía) me presionó tanto para que tomase “solo una copita” de vino dulce que accedí a ello para quitármela de encima porque ya se estaba poniendo más pesada que una vaca en brazos, y volví a beber habitualmente, ya que en esos días los menores tenìamos aceso a las bebidas alcohólicas sin ninguna restricción.

El 16 de junio del pasado 2009 sufrí un ataque al corazón y me lo tuvieron que “resetear y formatear” con una descarga de más de 2.000 voltios que me aplicaron en el Servicio de Urgencias del Hospital Central de Asturias, y el cardiólogo me dijo que dejara el tabaco y el alcohol, lo cual me era imposible por la tremenda dependencia que tenía de las dos substancias a las que estaba fuertemente ligado……. hasta que me encontré con Sophie Da Costa.

Sólo necesité un par de sesiones, y lo más sorprendente es la tremenda eficacia del método a pesar de su aparente simplicidad. Libros de literatura antitabaco, chicles, parches de nicotina…. etc. quedaron relegados al olvido y fueron depositados cuidadosamente en el cubo de la basura por su inutilidad manifiesta.

¡Solo en dos sesiones lo conseguí!

Y lo mejor es que no solo me ha servido para dejar el tabaco, también en muy pocas sesiones me he recuperado del SEP (síndrome de estrés postraumático) causado por siete años y medio de mobbing (acoso picológico en el trabajo) en una empresa de maderas en la que trabajé como contable.

¡Qué diferencia de las tan costosas como inútiles y tediosas sesiones con el psiquiatra, que ante su manifiesta incompetencia para tratar el problema, solo sabía prescribirme una serie de psicofármacos algunos de los cuales fueron retirados del mercado por la Autoridad Sanitaria por su alta toxicidad!

A mis 58 años he vuelto a despertar a la vida y, a pesar de los desafíos que aún tengo por delante, puedo encarar el futuro con optimismo, alegría y determinación.

¡Gracias Sophie!

¡Que Dios te bendiga!

Sergio Pedraza, Oviedo

 

APRENDE TAPPING DESDE CUALQUIER LUGAR DEL MUNDO Más información aquí.