Dos sugerencias para el día a día

No te dejes engañar más.Vivimos en una época en la que se le da mucho valor al dinero, la imagen y la posición social. Esta sociedad consumista/capitalista nos hace creer que cuanto mejores sean estos, más felices seremos.

Al principio, cuando eres joven, te lo crees.

Luego, a medida que vas madurando, te vas dando cuenta de que esto no es así y que puedes estar por ejemplo comiendo en un restaurante de lujo, y por muchas riquezas que tengas a tu alrededor, como no te encuentres en paz o no estés a gusto con la persona con quien estés, no vas a sentirte bien. Por otra parte, puedes estar comiendo un bocadillo en un parque, pero a gusto contigo mismo o tu compañía, y puedes sentirte genial.

Como dice la frase: “Hacen falta muy pocas cosas para ser feliz, pero muchos años de tu vida para entenderlo“.

Lo que determina tu calidad de vida no son tus posesiones ni lo que piensen los demás de ti sino tus emociones, lo que tú piensas de ti, lo que te quieres, lo que te mimas, lo que te das permiso para sentir… Eso es realmente lo más importante de la vida, sobre todo si lo compartes con otras personas.

Recuerda: tienes muchos motivos para ser feliz. Muchísimas cosas que agradecer. Además, cuanto más agradeces, más cosas positivas puedes atraer en tu vida, ya que atraemos aquello que está en nuestra vibración. Si nos enfocamos en lo que nos falta, atraeremos más de eso. Sin embargo, si nos enfocamos en lo que más queremos, más lo atraeremos, sobre todo si nuestras acciones son acordes a nuestros pensamientos.

Esto no es algo que repito porque lo he leído en muchos libros. No. Esto lo digo porque lo vivo cada día. Porque creo en ello y veo que así funciona en los demás también.

Vale, esto es muy bonito, pero ¿cómo puedo aplicar esto en mi día a día? ¿Cómo puedo gozar de una mayor calidad de vida?

Yo lo que siempre recomiendo es trabajar el interior. No digo que el exterior no sea importante. También lo es, pero te aseguro que tu interior lo es muchísimo más.

Voy a darte dos sugerencias prácticas que pueden mejorar drásticamente tu calidad de vida:

  1. Dedica unos minutos diarios a agradecer todo lo bueno que tienes en la vida. No lo des por sentado. Reconócelo. Agradécelo. Siéntelo. Prográmalo en tu rutina diaria hasta que te salga de manera natural.
  2. Haz un poco de Tapping todos los díasAquí tienes un tutorial de la técnica básica.

Si quieres aprender aún más a mejorar tu calidad de vida y la de los demás, te recomiendo alguno de los cursos de formación online que puedes ver aquí.

Y si este fin de semana estás en Barcelona, tienes la posibilidad de asistir al curso presencial de Tapping aquí.

Cuéntame qué tal te va y qué es lo que a ti te funciona.

Me encantará saberlo.

Te mando un fuerte abrazo y si necesitas cualquier cosa, aquí estoy 🙂

Sophie Da Costa

APRENDE TAPPING DESDE CUALQUIER LUGAR DEL MUNDO Más información aquí.